Highilight:

  • De Humildes Camiones a Lujosos VE Eléctricos: JAC ha experimentado una transformación notable, pasando de construir camiones básicos en la China de la década de 1960 a colaborar con Huawei en un VE de lujo que busca superar a Rolls-Royce.
  • Apoyo Gubernamental y Ambiciones Globales: Respaldado por la política industrial china, el crecimiento de JAC ha sido impresionante. Actualmente exporta a más de 130 mercados y es un actor clave en la iniciativa “Cinturón y Ruta”.
  • Maestro de las Alianzas: Las alianzas estratégicas de JAC son clave para su éxito. Se ha asociado con Hyundai para la transferencia de tecnología, Nio para la producción de VE y Volkswagen para una empresa conjunta.
  • Apostando fuerte por un Futuro Inteligente y Eléctrico: JAC entiende que el futuro es eléctrico e inteligente. Están invirtiendo fuertemente en I+D, centrándose en la tecnología de baterías, la conducción autónoma y las funciones de conectividad de los vehículos.
  • Más que una “Marca China”: JAC busca deshacerse de la imagen de un fabricante de autos económicos. Sus nuevos modelos presumen de tecnología avanzada, diseño sofisticado y enfoque en la seguridad y la experiencia del usuario.
  • Un David que se Enfrenta a Goliat: ¿Puede JAC, con su historia de resiliencia y adaptabilidad, competir realmente con los gigantes automotrices globales? La ambición y el enfoque estratégico de la empresa sugieren que es una batalla que vale la pena observar.

En el vertiginoso mundo de la innovación automotriz, donde los gigantes establecidos se enfrentan a empresas emergentes ambiciosas, JAC Motors de China se ha embarcado en una aventura audaz, acaparando titulares con una ambición audaz: construir un vehículo eléctrico de lujo que busca eclipsar incluso al Rolls-Royce Phantom. Este audaz objetivo, anunciado en colaboración con el gigante tecnológico Huawei, ha enviado ondas a través de la industria, señalando la intención de JAC de competir en la cima del lujo automotriz. Pero la historia de JAC no es una de éxito de la noche a la mañana, sino más bien un testimonio de seis décadas de resiliencia, adaptabilidad y una búsqueda incesante del progreso.

Fundada en 1964 como una humilde fábrica de camiones en la provincia de Anhui, JAC ha recorrido un largo y sinuoso camino, evolucionando de una empresa estatal que producía vehículos utilitarios a una empresa que cotiza en bolsa con una presencia creciente en el mercado global. Este artículo profundiza en el cautivador viaje de JAC Motors, explorando sus orígenes en una China en rápido desarrollo, los desafíos que superó, las alianzas estratégicas que forjó y, en última instancia, su notable transformación en un contendiente en la electrizante carrera por el futuro de la movilidad.

Los Primeros Días: De Humildes Principios al Reconocimiento Nacional

La historia de JAC comienza en 1964, en el corazón de la provincia de Anhui, una región que aún no era conocida por su destreza automotriz. Establecida como una fábrica estatal de camiones, la Hefei Jianghuai Automobile Factory, como se la conocía entonces, surgió durante un período crucial en la historia de China. La nación, todavía en sus primeras etapas de industrialización, necesitaba desesperadamente vehículos confiables para transportar mercancías y alimentar su economía en rápido crecimiento. Los recursos eran escasos, la tecnología era limitada y la empresa incipiente enfrentó una batalla cuesta arriba desde el principio.

Sin inmutarse, los pioneros de JAC adoptaron el espíritu de ingenio y determinación que definiría el espíritu de la empresa. Ingenieros expertos y trabajadores decididos trabajaron incansablemente, a menudo confiando en herramientas rudimentarias y pura fuerza de voluntad para superar los obstáculos técnicos. Su dedicación dio sus frutos en 1968 con la producción del primer vehículo de JAC, el camión HF130. Modelado a partir del camión “Yuejin” de Nanjing Automobile, el HF130 representaba mucho más que un simple camión; era un símbolo de progreso, un testimonio de la autosuficiencia china y una fuente de inmenso orgullo para los trabajadores que habían volcado su corazón en su creación.

El HF130 marcó la entrada de Anhui en el mundo de la fabricación de automóviles, pero el camino por delante estaba lejos de ser fácil. A pesar de producir vehículos confiables como el HF140, que se distribuyó en toda Anhui para su uso en diversas industrias, JAC luchó por obtener una posición en un mercado dominado por jugadores establecidos. Al carecer de los recursos financieros para campañas de marketing extensivas, la empresa recurrió a tácticas no convencionales, enviando a sus empleados a la carretera para promocionar sus vehículos directamente a clientes potenciales.

En la década de 1990, los vientos de cambio que barrían China trajeron tanto desafíos como oportunidades. El mercado, una vez protegido, se estaba abriendo, exponiendo a las empresas nacionales como JAC a una feroz competencia. Reconociendo la necesidad de un cambio estratégico, los líderes de la empresa, encabezados por el visionario líder Zuo Yan’an, tomaron una decisión audaz: especializarse en la producción de chasis para autobuses.

Zuo Yanan, fue el presidente de JAC de 1997 a 2021.

Este cambio estratégico demostró ser un golpe maestro. Los ingenieros de JAC, aprovechando sus años de experiencia en la fabricación de camiones, diseñaron y desarrollaron meticulosamente chasis conocidos por su durabilidad, confiabilidad y adaptabilidad. La noticia se extendió rápidamente dentro de la industria sobre la calidad de los chasis de JAC, lo que provocó un aumento de la demanda. A mediados de la década de 1990, JAC se había convertido en una fuerza dominante en el mercado nacional de chasis de autobuses, con su modelo HFC6700 captando una impresionante participación de mercado del 80%.

Este éxito no solo trajo la tan necesaria estabilidad financiera, sino que también infundió una nueva confianza en la empresa. JAC había demostrado su capacidad de adaptarse, innovar y competir a nivel nacional, sentando las bases para una ambición aún mayor: entrar en el mercado de automóviles de pasajeros en rápido crecimiento. Esta decisión crucial marcaría un punto de inflexión en la historia de JAC, impulsando a la empresa hacia un futuro lleno de promesas e incertidumbres.

Entrando al Mercado de Autos de Pasajeros: Un Tiempo de Crecimiento y Dolores de Crecimiento

Empoderada por su triunfo en el mercado de vehículos comerciales, JAC puso la mira en un nuevo horizonte: la arena ferozmente competitiva de los automóviles de pasajeros. Los líderes de la empresa reconocieron el inmenso potencial de este segmento, impulsado por la creciente clase media de China y su insaciable apetito por vehículos asequibles y familiares. En 2002, JAC hizo su gran entrada con el lanzamiento del RuiFeng (Refine) MPV, un vehículo espacioso y práctico que buscaba satisfacer las necesidades de las familias en crecimiento de China.

El RuiFeng, estratégicamente posicionado en el entonces nicho de mercado de los MPV grandes, fue un éxito instantáneo. Su precio competitivo, combinado con su versatilidad y confiabilidad, resonó con los consumidores chinos, impulsando a JAC a la vanguardia de este segmento en auge. Dentro de un año de su lanzamiento, el RuiFeng capturó una impresionante participación de mercado del 62%, estableciendo a JAC como un serio contendiente en la arena de los automóviles de pasajeros.

Sin embargo, JAC albergaba ambiciones mucho más allá del segmento MPV. Reconociendo la necesidad de diversificar sus ofertas y atraer a una base de clientes más amplia, la empresa se embarcó en una estrategia de doble marca, presentando la marca “Heyue” para complementar su línea “Refine” establecida. La marca “Refine” continuaría enfocándose en los MPV, atendiendo a familias y empresas, mientras que la marca “Heyue” apuntaría al mercado de autos compactos con una gama de sedanes y SUV.

Esta expansión, sin embargo, trajo consigo su propio conjunto de desafíos. El mercado de automóviles de pasajeros estaba mucho más abarrotado y competitivo que el nicho de mercado que JAC había dominado inicialmente. Los rivales nacionales, percibiendo una oportunidad para desafiar a los jugadores establecidos, estaban expandiendo rápidamente sus carteras de productos, mientras que los fabricantes de automóviles extranjeros, armados con tecnología superior y reconocimiento de marca, representaban una amenaza formidable.

JAC se encontró luchando con un problema de percepción de marca. A pesar de su éxito en el mercado de vehículos comerciales, la empresa seguía siendo una entidad relativamente desconocida en el ámbito de los automóviles de pasajeros. Los consumidores, acostumbrados a marcas establecidas, dudaban en confiar en un recién llegado, especialmente cuando se trataba de algo tan importante como un automóvil familiar.

Además, JAC enfrentó la desalentadora tarea de mantenerse al día con los rápidos avances tecnológicos que barrían la industria automotriz. Funciones como el control electrónico de estabilidad, los airbags y los sistemas de infoentretenimiento avanzados se estaban volviendo cada vez más comunes en los automóviles de pasajeros, incluso en los segmentos de precios más bajos. Para seguir siendo competitivos, JAC necesitaba mejorar significativamente sus capacidades tecnológicas y acelerar sus ciclos de desarrollo de productos.

Reconociendo la necesidad de experiencia externa, JAC recurrió inteligentemente a alianzas estratégicas para cerrar la brecha tecnológica y acelerar su crecimiento. La empresa forjó una crucial alianza con Hyundai Motor Company de Corea del Sur, obteniendo acceso a técnicas de fabricación avanzadas, tecnologías de motores y experiencia en diseño. Esta colaboración demostró ser invaluable, permitiendo a JAC mejorar rápidamente la calidad y la sofisticación de sus ofertas de automóviles de pasajeros, reduciendo la brecha con sus competidores más establecidos.

Simultáneamente, JAC se benefició significativamente de las políticas gubernamentales de apoyo que tenían como objetivo fomentar el crecimiento de la industria automotriz nacional. Los incentivos para los consumidores que compraban vehículos de bajo consumo de combustible, junto con inversiones sustanciales en I+D e infraestructura, crearon un entorno favorable para que los fabricantes de automóviles chinos como JAC prosperaran.

Una iniciativa gubernamental en particular demostraría ser un cambio de juego para JAC y todo el panorama automotriz chino: el impulso hacia los vehículos de nueva energía (NEV). Reconociendo la importancia estratégica de reducir la dependencia de los combustibles fósiles y fomentar el liderazgo tecnológico, el gobierno chino implementó una gama de políticas diseñadas para incentivar la producción y adopción de vehículos eléctricos e híbridos.

JAC, siempre rápido para adaptarse a las tendencias del mercado, aprovechó esta oportunidad, reconociendo el potencial disruptivo de los NEV y el papel que jugarían en la configuración del futuro de la movilidad. Esta previsión estratégica, junto con las políticas gubernamentales de apoyo y las alianzas estratégicas, sentaría las bases para la transformación de JAC en un jugador importante en la carrera global hacia un futuro electrificado.

Abrazando el Futuro: La Incursión de JAC en los Vehículos de Nueva Energía e Inteligentes

A medida que avanzaba el siglo XXI, un cambio sísmico comenzó a remodelar el panorama automotriz global. El motor de combustión interna, una vez el rey indiscutible de la carretera, se enfrentó a un coro creciente de desafíos. Las preocupaciones sobre el cambio climático, junto con los precios volátiles del combustible y los avances en la tecnología de baterías, impulsaron un aumento del interés en los vehículos de nueva energía (NEV). Este cambio de paradigma fue particularmente pronunciado en China, donde el gobierno, reconociendo la importancia estratégica de reducir la dependencia de los combustibles fósiles y fomentar el liderazgo tecnológico, implementó políticas ambiciosas para acelerar la adopción de vehículos eléctricos e híbridos.

JAC, habiendo sido testigo de primera mano del poder transformador del apoyo gubernamental y la rápida evolución de las preferencias de los consumidores, no perdió tiempo en abrazar este futuro electrizante. Los líderes de la empresa reconocieron que los NEV no eran simplemente una tendencia pasajera, sino una disrupción fundamental que redefiniría la naturaleza misma de la movilidad.

Esta previsión estratégica provocó un cambio fundamental en el enfoque de JAC. La empresa se embarcó en un viaje para transformarse de un fabricante de automóviles tradicional en una fuerza líder en el campo en rápido crecimiento de los vehículos eléctricos e inteligentes. Esta transformación fue evidente en todos los aspectos de las operaciones de JAC, desde su estrategia de desarrollo de productos hasta sus inversiones en investigación y desarrollo (I+D) y adquisición de talento.

Reconociendo que el futuro de la movilidad radicaba en dominar tecnologías de vanguardia, JAC invirtió importantes recursos en I+D, centrándose en áreas centrales como la tecnología de baterías, los trenes motrices eléctricos y los sistemas de vehículos inteligentes. La empresa estableció centros de I+D dedicados, con personal de talento de ingeniería de primera clase, tanto a nivel nacional como internacional, lo que indica su compromiso de desarrollar sus propias tecnologías patentadas.

Este énfasis en la innovación indígena se complementó con una serie de alianzas estratégicas diseñadas para acelerar los avances tecnológicos de JAC y ampliar su alcance global. Una de esas asociaciones, con el gigante automotriz alemán Volkswagen, demostró ser particularmente significativa. En 2017, las dos empresas establecieron una empresa conjunta enfocada en el desarrollo y la producción de una nueva generación de vehículos eléctricos asequibles para el mercado chino. Esta colaboración le dio a JAC acceso a las décadas de experiencia en ingeniería de Volkswagen, particularmente en áreas como el desarrollo de plataformas, la optimización de trenes motrices y los sistemas de seguridad de los vehículos.

Antes de diciembre de 2023, casi todos los vehículos NIO eran fabricados por contrato por JAC Motors.

Otra asociación clave que demostraría ser crucial en el electrizante viaje de JAC fue su colaboración con la empresa emergente de vehículos eléctricos chinos Nio. Fundada en 2014, Nio rápidamente ganó reconocimiento por sus elegantes y tecnológicamente avanzados SUV eléctricos, pero la empresa enfrentó desafíos significativos para aumentar la producción y satisfacer la creciente demanda. Reconociendo una oportunidad mutuamente beneficiosa, JAC y Nio unieron fuerzas en 2016, firmando un acuerdo estratégico que haría que JAC fabricara vehículos para Nio en su instalación de fabricación de última generación.

Esta asociación fue un ganar-ganar para ambas empresas. Nio obtuvo acceso a la destreza de fabricación de JAC, lo que le permitió aumentar la producción y llevar sus vehículos al mercado más rápido, mientras que JAC se benefició de la asociación con una estrella en ascenso en el mercado de vehículos eléctricos, obteniendo una valiosa experiencia en la producción de vehículos eléctricos de alta tecnología.

Estas colaboraciones, combinadas con los propios esfuerzos de I+D internos de JAC, dieron resultados impresionantes. La empresa presentó una serie de nuevas plataformas de vehículos eléctricos, mostrando sus crecientes capacidades tecnológicas y su compromiso de satisfacer las diversas necesidades del mercado de NEV en rápida expansión. Una de esas plataformas, la plataforma DI, diseñada específicamente para autos eléctricos del segmento A, demostró el enfoque de JAC en brindar soluciones de movilidad eléctrica asequibles sin comprometer el rango o el rendimiento. La plataforma DI cuenta con un impresionante rango de 800 km y capacidades de carga rápida, lo que permite un rango de 300 km con solo una carga de 10 minutos, convirtiéndola en una opción atractiva para los viajeros urbanos.

El compromiso de JAC con la innovación se extendió más allá de los trenes motrices y las plataformas. La empresa hizo avances significativos en el desarrollo de tecnologías de vehículos inteligentes, reconociendo que el futuro de la movilidad estaría definido por la integración perfecta de la conectividad, la automatización y los sistemas avanzados de asistencia al conductor. Los vehículos JAC comenzaron a presentar sofisticados sistemas de infoentretenimiento, funciones avanzadas de asistencia al conductor como el control de crucero adaptativo y la asistencia para mantener el carril, y capacidades de actualización de software por aire, lo que trajo un nuevo nivel de seguridad, comodidad y disfrute a la experiencia de conducción.

Estos avances tanto en la electrificación como en las tecnologías de vehículos inteligentes posicionaron a JAC como un contendiente formidable en el mercado automotriz chino en rápida evolución. Sin embargo, el camino por delante no estuvo exento de desafíos. Los subsidios gubernamentales, aunque fueron instrumentales para impulsar la adopción inicial de NEV, se estaban eliminando gradualmente, lo que obligó a los fabricantes de automóviles a encontrar formas de hacer que sus vehículos eléctricos fueran más asequibles sin comprometer la calidad o las características. Las preferencias de los consumidores también estaban evolucionando rápidamente, con los compradores exigiendo rangos más largos, tiempos de carga más rápidos y una mayor variedad de modelos para elegir.

El Camino por Delante: La Visión de JAC para el Futuro

A medida que JAC Motors entra en su séptima década, la empresa enfrenta el futuro con una mezcla de ambición, confianza y una comprensión clara de los desafíos y oportunidades que se avecinan. La empresa se ha fijado objetivos ambiciosos, con el objetivo de lograr un millón de ventas de vehículos y un crecimiento significativo de los ingresos para 2025. Esta meta, aunque ambiciosa, se basa en una estrategia multifacética que aprovecha las fortalezas de JAC tanto en vehículos tradicionales como de nueva energía, su creciente huella global y su compromiso inquebrantable con la innovación.

Un pilar clave de la estrategia futura de JAC es su inquebrantable enfoque en la expansión global, particularmente en los mercados emergentes. La empresa reconoce que estos mercados, con sus clases medias en rápido crecimiento y la creciente demanda de movilidad personal, representan una importante oportunidad de crecimiento. Las primeras inversiones de JAC en mercados internacionales, particularmente aquellos a lo largo de la iniciativa “Cinturón y Ruta”, le han dado a la empresa una valiosa ventaja de primera mover en muchas regiones.

La iniciativa “Cinturón y Ruta”, un proyecto masivo de infraestructura y desarrollo encabezado por China, ha abierto nuevas rutas comerciales y ha fomentado la cooperación económica entre China y países de toda Asia, África y Europa. JAC, con su presencia establecida en muchos de estos mercados y su experiencia en adaptar sus vehículos para satisfacer las necesidades locales, está bien posicionada para capitalizar la creciente demanda de soluciones de transporte asequibles, confiables y, cada vez más, sostenibles.

Central a las ambiciones globales de JAC es un compromiso de brindar una gama diversa de vehículos adaptados para satisfacer los requisitos únicos de los diferentes mercados. Si bien los SUV y los crossovers están ganando popularidad en todo el mundo, JAC reconoce que las preferencias de los consumidores pueden variar significativamente de una región a otra. La cartera de productos de la empresa refleja esta comprensión, abarcando una amplia gama de vehículos, desde hatchbacks compactos hasta camionetas robustas y MPV espaciosos, todos diseñados para satisfacer las diversas necesidades de los clientes en todo el mundo.

La innovación sigue siendo el alma de la estrategia futura de JAC. La empresa entiende que, en una industria en rápida evolución, caracterizada por avances tecnológicos incesantes y expectativas cambiantes de los consumidores, la complacencia no es una opción. JAC continúa invirtiendo fuertemente en I+D, centrándose en áreas clave como la tecnología de baterías, los trenes motrices eléctricos, la conducción autónoma y las tecnologías de vehículos conectados.

En un anuncio de 2023, JAC Motors anunció una colaboración con Huawei para producir vehículos eléctricos como OEM (Original Equipment Manufacturer) para este último.

La reciente asociación de la empresa con Huawei para desarrollar un vehículo eléctrico de lujo capaz de rivalizar con el Rolls-Royce Phantom ejemplifica el compromiso de JAC de ampliar los límites de la innovación automotriz. Esta colaboración reúne la experiencia de fabricación de JAC y la destreza de Huawei en software, inteligencia artificial y conectividad 5G, creando una formidable alianza preparada para revolucionar el segmento de vehículos eléctricos de lujo.

Este enfoque en tecnologías de vehículos inteligentes y conectados no se limita al segmento de lujo. JAC reconoce que incluso los vehículos de nivel de entrada se espera que ofrezcan cierto nivel de sofisticación y conectividad. Los vehículos JAC están cada vez más equipados con sistemas avanzados de asistencia al conductor, sistemas de infoentretenimiento sofisticados y capacidades de actualización de software por aire, asegurando que incluso sus ofertas más asequibles brinden una experiencia de conducción segura, conveniente y agradable.

Sin embargo, JAC reconoce que no puede lograr sus ambiciosos objetivos solo. La industria automotriz, ahora más que nunca, se define por complejos ecosistemas interconectados, donde el éxito depende de la capacidad de colaborar eficazmente con una amplia gama de socios. JAC continúa forjando alianzas estratégicas y asociaciones con empresas tecnológicas líderes, instituciones de investigación e incluso competidores, reconociendo que la colaboración es crucial para navegar las complejidades de la conducción autónoma, las tecnologías de vehículos conectados y el desarrollo de soluciones de movilidad compartida.

En conclusión, el viaje de JAC Motors encarna un extraordinario relato de transformación, resiliencia y ambición inquebrantable. Desde sus humildes inicios como una fábrica estatal de camiones en una China en desarrollo hasta su aparición como un contendiente global en la industria automotriz en rápida evolución, JAC ha desafiado constantemente las expectativas, abrazando el cambio y emergiendo más fuerte con cada desafío.

El enfoque inquebrantable de la empresa en la innovación, su compromiso con la expansión global y su abrazo estratégico de las asociaciones han sentado una base sólida para el éxito futuro. A medida que JAC se embarca en su séptima década, lo hace con una visión clara, una pasión por ampliar los límites de lo posible y un compromiso inquebrantable de brindar soluciones de movilidad innovadoras y sostenibles que satisfagan las necesidades cambiantes de una base de clientes global. El camino por delante promete estar lleno de desafíos y oportunidades, pero una cosa es segura: JAC Motors, con su espíritu de determinación y su compromiso inquebrantable con el progreso, está bien equipado para navegar el emocionante camino que se avecina.

Referencia:

  1. https://mp.weixin.qq.com/s/q3nEqjhFwiZJCUFAkc4vUw
  2. https://mp.weixin.qq.com/s/fTh_-y67R0LHBTdCVsOndg
  3. https://mp.weixin.qq.com/s/7CGYiP5aUiYlSFKQs6BNRA

Stay Connected With Deep Stories From China

Subscribe to receive the latest articles by email.

Únete a otros 1,553 suscriptores
Author

评论

Stay Connected With Deep Stories From China

Subscribe to PandaYoo now to continue reading the full article.
(English Version Only)

Únete a otros 1,553 suscriptores

Continue reading